El blog de Ciril Rozman

“CONSULTE A SU FARMACÉUTICO”

Posted by blogderozman en enero 6, 2009

 

Este consejo aparece diariamente en las distintas cadenas de televisión. No es de extrañar que más de un profesional de la Medicina se haya sobresaltado al leerlo, reclamando para sí mismo cualquier consulta que sus pacientes puedan realizar respecto a la salud, la enfermedad y su tratamiento. Y tras el sobresalto inicial, su reflexión sigue: “Si encima las enfermeras van a realizar las prescripciones terapéuticas, pronto me voy a quedar sin funciones”.
Confieso que la frase “Consulte a su farmacéutico” me chocó la primera vez que la oí hace años. No obstante, me alegra reconocer que las oficinas de farmacia realizan un gran papel en la atención de los ciudadanos y que complementan de forma eficaz el sistema sanitario haciéndolo más sostenible. Al ir a comprar algún medicamento, me doy cuenta de que los clientes realizan no rara vez consultas médicas sencillas, sobre molestias de menor entidad. Y tengo ocasión de comprobar como los empleados de la farmacia que frecuento, suelen dar un consejo eficaz y prudente. Si aquel enfermo tuviese que solicitar la hora de visita a su médico, conseguir el turno, ser reconocido, recibir la consiguiente prescripción y volver a la oficina de farmacia, el circuito quedaría notablemente sobrecargado. Desde hace años reconozco periódicamente a una farmacéutica que es consciente de esta importante labor complementaria. Y así, cada día que se dirige a su oficina, suele decir con gran sentido de humor: “Voy a abrir mi dispensario”.
En un caso concreto de atención sanitaria, la medición de la presión arterial, los resultados que se obtienen en las oficinas de farmacia son menores a las registradas en las consultas del médico, al no intervenir el bien conocido “efecto de la bata blanca”.  Parece, pues, que las cifras obtenidas en la farmacia se corresponden mejor con las reales, con todas las consecuencias que de ello se puedan derivar. Confirmando estudios previos, este hallazgo ha sido comprobado de nuevo con el estudio ZANyCONTROL, publicado recientemente por Abellán Alemán y cols. (Rev Clin Esp 2008;208:483-489).
En resumen, siempre que actúen de manera prudente, las oficinas de farmacia constituyen un eficaz complemento del sistema sanitario, contribuyendo a su amenazada sostenibilidad.

11 comentarios to ““CONSULTE A SU FARMACÉUTICO””

  1. David said

    Me ha gustado mucho leer este artículo. Soy farmacéutico, desde hace un año, y cada mañana voy a mi trabajo y lo que más me gusta es que cuando llego alguien me pregunta una cosa que no he podido predecir anteriormente. La capacidad de responder a esa pregunta es lo que me gusta y me satisface. Me gusta ver como un profesional de la sanidad como el Dr. Rozman valora la función que hacemos como farmacéuticos en el sistema sanitario y que muchas veces veo pisoteada por parte de nuestros responsables políticos, que se llenan la boca hablando de sanidad pero no hacen nada para mejorarla.

  2. jose luis said

    Acà en Chile ,muchas veces cometen errores al prescribir remedios sólo de uso médico.

  3. Y yo pregunto: ¿por qué el farmacéutico es el único profesional sanitario que cobra exclusivamente por lo que vende y no por los servicios que presta? Se hace urgente la reforma del sistema de farmacias para que, de una vez por todas, quede integrado dentro del sistema de atención primaria de salud ¿no creis?.
    Un abrazo
    Antonio Villafaina

  4. Nuestra felicitación por haber sido reconocido por e_Ras en los “40 principales” (Blogs sanitarios).
    A nosotros no nos consideraron, reconocemos la derrota.
    Seguiremos luchando hasta lograr la “INCLUSIÓN” aunque sea en el puesto 41.

    PHARMACOSERÍAS

    http://pharmacoserias.blogspot.com/

  5. José Manuel Brea said

    En el sistema sanitario español el farmacéutico con oficina de farmacia es el gran privilegiado: posee un negocio privado que se beneficia del presupuesto público, sin competencia, sin arriesgar y con escasa responsabilidad. Y por encima, pretende controlar y condicionar el trabajo del galeno –miserable asalariado-, entrometerse en su labor sin ser clínico, por su propia conveniencia y provecho. Hay honrosas excepciones que no hacen sino confirmar la regla. Lejos del asesoramiento sanitario, lo habitual es la inducción al consumo, constatado desde el mejor observatorio: la atención primaria de salud. Se continúa dispensando sin la preceptiva prescripción previa y se impulsa la “medicalización”, bien reforzada con el continuo bombardeo publicitario. ¡Consulte a su farmacéutico!… ¿Acaso hay boticario de cabecera? La crítica viene desde los propios profesionales de farmacia sin opción a oficina: Plataforma para la Libre Apertura de Profesional (PLAFARMA): http://hemeroteca.plafarma.org/

  6. Enric Serra said

    Creo que el Dr. Rozman utiliza una expresión que delata una cierta prepotencia de la clase médica cuando dice “Si encima las enfermeras van a realizar las prescripciones terapéuticas, pronto me voy a quedar sin funciones” o “siempre que actúen de manera prudente, las oficinas de farmacia constituyen un eficaz complemento del sistema sanitario, contribuyendo a su amenazada sostenibilidad.” El sistema sanitario es un engranaje formado por piezas de distinto calibre profesional pero todas útiles e imprescindibles para su funcionamiento gradual i proporcional. Auxiliares, enfermer@s, médic@s, técnic@s, todos cumplen su función de manera complementaria entre sí. Y la prescripción forma parte de dicha función porqué no se puede concebir con éxito ningún sistema en forma de embudo como sucede aún con la prescripción. Qué sentido tiene habilitar circuitos varios para luego amputarlos en una de sus funciones primordiales. Está claro que el médico tiene un papel preponderante en el diagnóstico y en la prescripción, pero que necesidad hay de incrementar la burocracia para prescribir una pomada hemorroide cuando farmacéutic@s e infermer@s tienen suficiente capacitación y conocimiento sobre el producto y sobre el paciente? Creo que la eficiencia es relevante.

    • Pedro said

      Me gustaría responder al señor Enric Serra que igual que el considera que el Dr de prepotencia yo considero que el trivializa una “pomada hemorroide”. Mire usted, en medicina nada es trivial y al igual que usted hace, hay muchos colectivos que desean mayor competencia, mayor poder o mayor protagonismo (ignoro con que fin)y se aprovechan de las deficiencias de unos sistemas sanitarios mal gestionados y que adolecen de recursos, por carecer de buenas cabezas que los administren). Y ¿como se parovechan?, pues con argumentos como el suyo, argumentando que para descongestionar el sistema debemos aumentar las competencias prescriptoras de profesionales varios. pues bien, eso es una falacia y una mentira enorme. Si todos prescribimos, si cada uno en “su campo competecial” dice y hace lo que considera habrá que hacer miles de reuniones para tratar unpaciente…no colapsará eso el sistema má aún?..no confundirá usted al paciente con indicaciones diferentes?.
      Me gustaría ponerle un ejemplo: anadie se le ocurriría pensar que para que una obra musical fuera mejor imterpretada, el director de orquesta compartira su función “exclusiva” de coordinar y dirigir cada uno de los compases de la orquesta. Si el violinista, en virtud a su “carrera de solfeo y violín” está capacitadísimo para interpretar y reproducir una pieza musical, puede asumir competencias a la hora de tocar la parte de la obra que le corresponde…pero entonces dejaría de formar parte de “ese equipo” y abrían alteraciones, disonancias, descoordinación y al final sería un desastre el resultado.
      Pues bien, usted que tanto habla de equipo multidisciplinar sanitario ( entiendase la analogía violín, trombón, clarinete..etc..)debe también entender y aceptar que dicho equipo debe tener a un director de orquesta, alguien que vea y entienda la obra desde el conjunto, alguien que deba prestar atención a “todo” y a “todos” de forma que la obra final sea un exito, es decir la salud del paciente. Alguién debe tener la autoridad y ser respetado com tal para poder determinar que es lo mejor para superar un porceso morboso en el paciente.
      Si usted no entiende esto o tergiversa este mensaje es por su propia frustración ya que nadie quita ni un ápice de valor y mérito al trabajo de cada elemento de la cadena (o es que ¿alguien duda de que sin higiene no hay salud y sin auxiliares de enfermería no hay higiene en un paciente encamado?). El problema está cuando no se quiere o no se puede pasar por un programa de formación de 12 años mínimo (Universidad-preparación Mir-Periodo mir)orientado exclusivamente a aprender a diagnosticar y “tratar” enfermos y en cambio se quieren adquirir competencias para dicho fin.
      Señor Enric para prescribir una pomada frente al síndrome varicoso hemorroidal (la “pomada hemorroide”)se debe conocer al paciente, hacer una valoración completa (incluida anamnesis global), con visualización del problema (exploración física adecuada) y si usted no entiende esto o no lo comparte es por:
      a) No lo sabe en cuyo caso usted se contesta a si mismo.
      b) Lo sabe pero desea saltarse estos pasos de forma que el paciente se autodiagnostica de “hemorroides” y consulta a alguien que no es médico y este “alguien” le dice sin más ponte esta pomada. Si este es el caso pésimo enfoque de lo que es el procedimiento adecuado de diagnóstico y tratamiento.
      c)El paciente acude a “alguien” que no es médico y ese alguien asume las funciones para las que el médico pasa muchísimos años preparándose y le dice póngase esta pomada. Si este es el caso, le recomiendo que si conoce a “alguien asÍ” usted incluído, tenga el valor de matricularse en una facultad de medicina y “aprenda” medicina.

      Por cierto la medicina no se aprende en libros de primeros auxilios ni en teorías de Dorotea orem ni en manuales de L.J.Carpenito…eso son “otras cosas”, similares, tangenciales, relacuionadas… pero no es medicina

      Un saludo.

      Por cierto soy D.U.E y Licenciado en Medicina.

      • Pedro said

        Respecto al mail anterior, disculpe las faltas o errores en la escritura, la prisa y este teclado han hecho lo suyo.

        Saludos.

      • Lolita said

        Un comentario desde el punto de vista del público en general: Lo que me parece mal es los productos que se autorizan para la venta de mostrador y con la coletilla tras la publicidad de “consulte a su farmacéutico”. Creo que la publicidad debería ser diferente y que los productos deberían categorizarse. (Comparación: en un anuncio de Helwet Packard para su PC está como 15 minutos hablando y hablando…. y para unas gotas nasales son 30 segundos y el consabido consulte a su farmaceutico…..) También que todas las especialidades deben incluir un prospecto bien escrito (actualmente no lo están) para que una persona de mediana cultura e inteligencia lo pueda entender en todos los apartados. Hoy en día los escriben de tal manera que es muy difícil enterarse o encontrar algún dato, por ejemplo de contraindicaciones o efectos secundarios, etc. sin tener que leerte varias veces todo el texto y aún así.
        La gente en general no consulta a su farmacéutico para comprar un producto y si tiene la receta del médico también tiene que poder leer un buen prospecto. El farmacéutico (auxiliar, jóvenes, etc.) versus al cliente-paciente que tiene delante, tampoco tiene todo el tiempo necesario y mayoritariamente es posible que no sepan lo que están recomendando ni la idoneidad del producto para el potencial paciente. De hecho el médico lo hace bien sólo en la medida de lo que sabe, es decir, de lo que vale su sabiduria.
        Sobre lo expuesto hay mucho que matizar, pero no es posible hacerlo unilateralmente.
        Bajo mi opinión es todo bastante relativo y un punto de union importante es lo que el paciente se conoce a sí mismo y su cultura de salud y médica, para poder informar al médico ó farmacéutico y que éstos puedan opinar con su mayor sapiencia en el tema.
        Por otro lado, el sistema de sanidad en el entorno en que nos movemos de “no tiempo disponible” a todos los niveles, dificulta más si cabe un buen ejercicio de la medicina y de los remedios. Afortunadamente, el 95% se autocura sin nada o con cualquier antibiotico o medicamento y el 5% restante son los sufridores alternantes y de todos, queda un porcentaje muy pequeño pero que su valor absoluto es muy importante y esos son los que acumulan una serie de etapas y que finalmente no acaban bien. No sé si hay estadísticas de todo ésto. No creo, porque la medicina opino que es de las ciencias que menos aprovechan las casuísticas. “Cada maestrillo tiene su librillo”… Si afinamos a temas más específicos vemos que en bastantes de ellos cada paso son 10-15 años o más.Es cierto el interés comercial y personal en favor propio prescidiendo del bien común. Pero ésto se cambiaría con la dirección desde la Sanidad y una correcta estructura sin corrupciones.

  7. Johnf208 said

    Hello! This is my first comment here so I just wanted to give a quick shout out and tell you I really enjoy fkdakdkccffc

  8. Johna101 said

    Hey esto es un gran poste. Puedo utilizar una porcin en ella en mi sitio? Por supuesto ligara a su sitio as que la gente podra leer el artculo completo si ella quiso a. Agradece cualquier manera. cckbegfeddda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: