El blog de Ciril Rozman

La vocación de médico

Posted by blogderozman en marzo 3, 2009

No tengo ninguna duda en afirmar que nuestra profesión es de tipo vocacional y consiste en anteponer siempre el bienestar del los pacientes a los propios intereses. Ello comporta un cierto grado de abnegación. Evidentemente, no se le puede exigir al médico que desarrolle su trabajo de forma absolutamente desinteresada, ya que tiene el derecho legítimo de ganarse la vida dignamente con el ejercicio de su profesión. Pero  su interés económico o de cualquier otra naturaleza debe subordinarse al beneficio de los enfermos.

La esencia vocacional de la profesión médica es conocida desde la antigüedad. El llamado juramento hipocrático es un juramento público que realizan los graduados de medicina, delante de la comunidad y de otros médicos. Sirve para orientar éticamente el ejercicio de su profesión. Según la tradición fue redactado por Hipócrates o uno de sus discípulos en el siglo IV antes de Jesucristo. Del texto clásico se pueden deducir dos hechos básicos: a) una vertiente religiosa, pues se invoca a los dioses como jueces del juramento; y b) el compromiso del médico de actuar siempre en beneficio del ser humano y no perjudicarlo. El primer aspecto se parece a la definición que hace la Real Academia Española del concepto vocación: “Inspiración con que Dios llama a algún estado, especialmente al de religión”. Se ha llegado a afirmar que clásicamente sólo existían dos vocaciones: la religiosa y la de médico. 

Con el objetivo de adaptarlo a los tiempos modernos, el juramento hipocrático original se ha  modificado en numerosas ocasiones. La Asociación Médica Mundial lo hizo en el mes de setiembre de 1948 en Ginebra (Suiza), en forma de la llamada declaración de Ginebra, y  presentó nuevas revisiones por lo menos cuatro veces, la última en el año 2005. Muchas universidades de los EEUU han ido presentando textos propios y alternativos. Las principales tendencias que se observan en las nuevas versiones son, por un lado, la ausencia del contenido religioso (ya no es jura delante  de los dioses sino que se promete), y por otro, las modificaciones relacionadas con  numerosas cuestiones que son motivo de debate en el  campo de la bioética. Para algunos autores, la relajación ética ha llegado a ser en algunos juramentos tan extrema que pueden ser considerados como peligrosos. No obstante, en su gran mayoría los textos subrayan la necesidad de que el médico ejerza su profesión con honradez anteponiendo  sobre todo los intereses de sus pacientes. Desde numerosas instancias nacionales e internacionales se está insistiendo sobre la importancia del humanismo médico y se van estableciendo las normativas para la práctica médica actual.

Una respuesta to “La vocación de médico”

  1. Maximilian said

    Mire usted: Si se invoca a los dioses de la Mitología en un juramento es que se desconoce la finalidad de las mitologías.
    No hubo dios más cabrón y más putero que el supremo Júpiter.
    Las mitologias se escribieron para ejemplarizar a la juventud en lo que debía de ser un modelo a seguir o un rechazo al comportamiento inmoral de los personajes mitológicos.
    En la Medicina gremial se les llena la boca de ética profesional y no hablan de sus “bolsas”. He conocido a presidentes y secretarios de Colegios Médicos que han hecho su agosto con los cargos, sin la más mínima ética.
    Mire usted: la ética está,creo yo, en la persona en sí; en su formación (humanística?), su sensibilidad, su bonahomía, su escrupulosidad, su delicadeza y virtudes por el estilo. Y déjese de juramentos hipocráticos que son palabras que se las lleva el viento; sin otro valor. Si tal juramento fuera realmente a seguirse, esto sería una balsa de aceite en vez de lo que es la sociedad; una jauría que va con furia a la caza de lo que se ponga por delante de sus intereses. Yo, cuando terminé la carrera no hice el tal juramento. ¿Fue quizás por eso por lo que después de muchos años no tenga ni vivienda propia? Conozco a muchos otros que sí lo hicieron y si los pacientes querian ser operados pronto por la Seguridad Social tenían que pasar previamente por su consulta particular. Y uno de ellos fue Presidente de un Colegio de Médicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: