El blog de Ciril Rozman

La enseñanza de la Medicina, ¿debe cambiar de modelo?

Posted by blogderozman en julio 7, 2009

Bajo este título publiqué un artículo hace unos 16 años (Med Clin (Barc) 1993: 100 Supl 1:3-5). Me refería obviamente a la etapa de la licenciatura (definida actualmente como grado), la cual es con mucho la peor de las tres fases de educación médica. Tras un detenido análisis de la situación me definía categóricamente por esa necesidad. Pero mostré mi inquietud acerca de cómo realizarlo. Sigo convencido de que la calidad de los estudios de grado puede mejorar si se dan dos condiciones: a) la reforma del examen de acceso al MIR y, b) implantación de nuevos planes de estudio. Con el artículo de hoy inauguro una serie de consideraciones respecto a los modelos de enseñanza. Y como introducción a los mismos, nada mejor que la reproducción de un comentario que ya figura en mi espacio electrónico personal. En efecto, el artículo que publiqué el 23 de Diciembre de 2008,  fue comentado el 8 de Febrero por Luis (estudiante? MIR?) de la siguiente manera:

“Probablemente hay que hacer reformas en el sistema MIR, pero no tengo ninguna dudad que donde hay que hacer reformas en profundidad es en la formación que se recibe en las Facultades de Medicina.
La Universidad continúa, en muchas ocasiones, anclada en el pasado. ¿Se imagina uno estudiando nuevamente 2 años anatomía de forma memorística en la época de la medicina basada en la evidencia y la biología molecular? Cada profesor cree que su asignatura es lo más importante y se dan temarios tan extensos que muchas veces ni un especialista domina. Siguen existiendo clases magistrales, se ignora el inglés y muchas veces las nuevas tecnologías. Siguen existiendo profesores que tienen apuntes o manuales propios y otros nunca han visto un enfermo. Hay una Facultad de Medicina de cada capital de provincia…
Sólo hay que hablar con los jóvenes que terminan su licenciatura y que acuden a los hospitales. Sólo hay que ver los estudiantes europeos que vienen con las becas ERASMUS para ver la diferencia.
El sistema MIR ha certificado los problemas docentes de una Universidad anclada en el pasado. El título de médico sin el MIR no tiene ningún valor y los estudiantes lo saben.
Hay que adaptar el sistema MIR a los tiempos actuales. Pero las Facultades también.

Para obtener la licenciatura se debería examinar al estudiante como clínico (lo que se propone para el examen MIR). Como en los años 70, para buscar soluciones habría que mirar a otros países occidentales y ver que estamos haciendo mal. El sistema MIR tiene muchos problemas, pero donde están realmente los problemas es en la docencia en las facultades”.

Mi acuerdo con este drástico comentario es casi total y en futuras reflexiones abordaré la cuestión sobre los planes de estudio en mayor profundidad.

6 comentarios to “La enseñanza de la Medicina, ¿debe cambiar de modelo?”

  1. Estoy totalmente de acuerdo con Vd., acabé mi licenciatura en 1979 en la antigua Universidad de Bilbao y los comentarios que hace actualmente son similares a los que se oian en aquellas fechas,al parecer poco ha cambiado. No tengo mucha relación con la docencia,aunque alguna vez he participado en cursos y otros eventos, pero sí que asito con regularidad a conferencias y otros actos donde oir a un buen docente es muy dificil

  2. Gloria Gómez Mardones said

    Al igual que el anterior comentario, soy vasca, española, licenciada en la Autonoma de Madrid en el 79, tengo mucho contacto con residentes en formacion ya que trabajo en un hospital universitario, siento decir y lo vivo, que es la Universidad y las facultades de medicina las que tienen que cambiar, por supuesto tambien los MIR , ya no son lo que eramos, toda la carrera la pasan para preparar el MIR….. ya se que no se puede generalizar, pero poco a casi nada se ha avanzado en los metodos y programas docentes, este tema se presta a grandes tertulias y soluciones estoy segura que con el punto de vista de varios se llegaria a la misma conclusion que llega UD “necesidad de cambio”.

  3. Efrain Salvioli ( Argentina) said

    Estimado Profesor Rozman: El area de la educación médica que hoy nos está planteando desde su blog, sin duda ,tiene variados aspectos interesantes. Yo quisiera puntualizar en uno de ellos, que es la fragmentación de responsabilidades, planes y modelos, de quienes tenemos la responsabilidad de trabajar en alguno de los momentos de la formación Médica. La universidad, no trabaja en conjunto con las Residencias Médicas y los sistemas de Educación Contínua posteriores al postgrado, raramente lo hacen. No creo en modelos y formatos homogeneos, pero deberìan formarse una comisión o grupo de asesoramiento, con representantes de todos los estamentos ( universidad, residencias públicas, colegiaciones médicas), que analicen y recomienden al respecto. Yo trabajo como Instructor de Mèdicos Residentes de Clìnica Mèdica y como docente en el pregrado, en Argentina.
    Aprovecho a saludarlo en nombre de todos los que hemos disfrutado y aprendido de su trabajo.

    Dr. Efraín Salvioli
    Instructor de Residentes del Clínica Mèdica del Hospital “San Roque” de Gonnet.
    Jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra de Medicina Interna de la Universidad Nacional de La Plata
    Miembro de la Sociedad Platense de Educación Mèdica.

  4. ¡Hola! Soy Javi, un estudiante que ha terminado 4º de Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela. También coincido prácticamente con el comentario suscrito, pero creo, radicalmente, que el problema radica, sobre todo, en los docentes, desde estoss puntos de vista:
    1.- Su narcisismo les empuja a NECESITAR demostrar que su asignatura es la más complicada, y para ello recurren a lo que precisen: exámenes de respuesta múltiple, nota de corte de 7.0 o superior, enunciados confusos de los que no se arrepienten, y cualquier otra treta.
    2.- No les importa la docencia. Existe una amplia plantilla de profesores (que creo que es un error de enfoque), en el que cada tema nos lo da el “especialista” correspondiente, de manera que el temario se parece más al que necesitaría manejar un Residente de determinada Especialidad, y no un alumno que se graduará en Medicina y Cirugía Generales. Las escasas excepciones, con profesores que dirigen sus explicaciones hacia un conocimiento integrado y razonado, alejado de la memorización sin fundamento, son extraordinarias sorpresas, y frustra ver que no son el sentimiento general.
    3.- No se ha logrado una docencia clínica plena. La saturación de los hospitales universitarios no creo que sean una excusa, sino la pasividad de muchos docentes, que “recogen” alumnos como una obligación impuesta, o como el inconveniente de acogerse al suplemento económico de Profesor Asociado a Campus de la Salud. Creo que este es uno de los principales estigmas de la enseñanza, porque los intereses económicos acaban primando sobre los docentes. Creo que debería implantarse un sistema similar al de los MIR, de manera que cualquier médico que trabajase en un Hospital DEBERÍA enseñar simplemente por ética profesional, y casi por contrato (debe recordar que trabaja en un Hospital Universitario).
    4.- El más importante: los docentes no quieren cambiar esta dinámica. Conocen el problema, pero se dejan llevar, para evitar problemas con los coordinadores de las asignaturas, o el director de su departamento, o con otros compañeros. Así que a la tradicional “endogamia” de la Universidad española, se suma esta especie de “corporativismo” que merma, especialmente en el 2º ciclo, la vocación de muchos de nosotros, que SÍ queremos cambiar las cosas. Intuyo que puede ser, en parte, cuestión de “deformación profesional”, al ser la mía una Facultad con mucha tradición, pero considero que precisamente por ello debería poner más empeño en ofrecer una enseñanza de calidad.

    Por último, me gustaría felicitarle, Dr. Rozman, por esta iniciativa del blog. Un saludo.

  5. PMR said

    Estoy completamente de acuerdo; si bien creo que los exámenes a base de estudio se sacan bastante bien, considero que el 90% de lo que estudiamos no tiene relevancia posterior, se deberia enfocar mucho más hacia la clínica/asistencia de lo que se hace hoy en dia.
    Es en cierto modo triste que los estudiantes acabemos la carrera habiendo tomado la presión 3 o 4 veces, viendo un fondo de ojo un par, etc…
    Enhorabuena por el artículo

  6. Como no podía ser de otra manera, dada su categoría intelectual; la explicación sobre la ateromatosis, es una lección magistral práctica, sencilla y útil que junto a lo manifestado sobre las estatinas nos pone en una bonita predisposición de estar pendientes de la próxima entrega; yo sigo su blogg con regularidad porque le admiro en la persona del Dr. Farreras del que fui alumno en Salamanca y tengo su Libro y un Cd continuamente a mi alocance, aunque ya estoy jubilado. Le felicito de todo corazón.Millan Rodrigez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: