El blog de Ciril Rozman

Archive for 22 junio 2010

Formación Médica Continuada: mi homenaje al Dr. Helios Pardell (1946-2008)

Posted by blogderozman en junio 22, 2010

En España no se puede hablar de la Formación Médica Continuada (FMC), en particular de las cuestiones concernientes a su acreditación, sin mencionar a la figura de mi amigo Dr. Helios Pardell.

Nacido en Llardecans (Lleida) el 25-II-1946, falleció en Barcelona el 30-X-2008 a los 62 años de edad. No recuerdo muy bien como lo conocí, pero si sé que en los inicios de la década de los setenta, cuando yo estaba ya dirigiendo mi Cátedra de Patología y Clínica Médicas en la Universidad de Barcelona, tuve mis primeros contactos con él y que incluso le conseguí una beca para una estancia formativa en Madrid. También recuerdo la gran impresión que me produjo el hecho de que él sufriera un primer infarto de miocardio a los 28 años de edad. La enfermedad coronaria fue la que finalmente acabó con su vida. Aunque nuestras trayectorias discurrieron por derroteros diferentes, siempre mantuvimos una entrañable amistad, manifestada como mínimo por afectuosos contactos en ocasión de las fiestas navideñas y en alguna otra circunstancia especial. Además nos unieron dos pasiones: la Medicina Interna y la Educación Médica.

Helios Pardell ejerció como Jefe de Servicio de Medicina Interna en el Hospital de la Cruz Roja de Hospitalet de Llobregat, donde creó la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular. Su prestigio en este terreno le llevó a presidir la Liga Española contra la Hipertensión Arterial. Pero el objetivo de este artículo es destacar sus importantes contribuciones en el campo de FMC.

Helios Pardell promovió en 1982, en el seno del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, la creación del Centro de Estudios Colegiales, siendo su director hasta 2001.

Desde esta plataforma contribuyó de forma decisiva a la creación de un Sistema de Acreditación de Actividades de FMC, primero en Cataluña a través del Consejo Coordinador de la FMC, y más tarde en todo el estado español mediante la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud (Ministerio de Sanidad) y del Sistema Español de Acreditación de FMC (SEAFORMEC), de la que era su director.

Las actividades del Dr. Pardell en este ámbito no se limitaron al estado español, sino que estableció numerosos vínculos allende de los Pirineos. En el seno de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) luchó a favor de un sistema de homologación europeo de acreditación de la FMC, y también consiguió establecer fuertes vínculos con el American Medical Education and Acreditation Council on Continuing Medical Education de los EEUU de Norteamérica. Ello le reportó un merecido prestigio en los ámbitos internacionales de Educación Médica.

El Dr. Helios Pardell ha sido calificado como uno de los ideólogos del nuevo profesionalismo médico, como impulsor y precursor de la estructuración de la formación médica continuada y del desarrollo profesional continuo, además de defensor del nuevo contrato social entre la profesión y la sociedad.

En alguno de los próximos artículos me referiré a algunas ideas específicas del Dr. Helios Pardell, como pueda ser la posible recertificación de los médicos en España.

Posted in Arena MIR, Asistencia Médica, Educación Médica, MIR, Sanidad | Leave a Comment »

Sobre los portadores nasales de Staphylococcus aureus. Novedades y recuerdos

Posted by blogderozman en junio 8, 2010

El principal reservorio del Staphylococcus aureus son las fosas nasales, noción que es muy importante tener en cuenta desde la perspectiva epidemiológica. También se sabe que los portadores nasales de un gran número de  Staphylococcus aureus tienen un riesgo de 3 a 6  veces mayor de sufrir infecciones por este germen que los que no tienen sus fosas colonizadas o presentan un carga bacteriana escasa. La aplicación intranasal de muporicina es eficaz para descolonizar las fosas y para prevenir infecciones invasivas por S. aureus en pacientes sometidos a diálisis prolongada.

En un estudio aleatorizado a doble ciego y mediante control con placebo, publicado en Enero de 2010  (Bode LGM et al, N Engl J Med 2010;362:9-12) se demostró que si  los portadores se descolonizan (mediante ungüento de muporicina y jabón de clorhexidina) al ingresar en el hospital, se puede reducir notablemente el número de infecciones quirúrgicas localizadas, causadas por este germen. Y no se trata de una cuestión baladí, ya que puede implicar a una importante fracción de pacientes. En el trabajo en cuestión, de un total de 6771 enfermos, 1251 (18,5%) albergaban dicho germen. Entre los que no se sometieron a la descolonización, un 7,7% sufrieron la infección, tasa que se redujo a más de la mitad (3,4%, riesgo relativo de 0,42) en los descolonizados. Esta reducción fue aún más intensa (riesgo relativo de 0,21) cuando se analizaban por separado las infecciones localizadas profundas. Se trata, en resumen, de un sencillo procedimiento para reducir sustancialmente un efecto indeseable en una buena proporción de enfermos. Hasta aquí la novedad.

¿Y los recuerdos?  La materia en cuestión atrajo mi curiosidad hace muchos años. Rebuscando en mi archivo hallé el siguiente trabajo: Arcalís A, Rozman C, Orta J y Santos B: Portadores nasales de estafilococos en el personal de diversos servicios médicos de Barcelona. Med clin (Barc) 1964;43:17-19. Estimulados por Dr. Amadeo Foz, el gran bacteriólogo de la Clínica Médica A del prof. Pedro-Pons, los autores del estudio examinamos a más de 500 personas de 5 servicios médicos de Barcelona, para averiguar cuál era la incidencia de portadores entre nosotros. Mi contribución al trabajo consistió en recoger las muestras nasales de los compañeros de la Clínica Médica A. Ya por entonces se sabía que esta era más elevada en el personal sanitario que en la población general. En nuestro caso era del 40,03%, en el límite inferior de lo que se hallaba en la bibliografía. Pero mis recuerdos se refieren, además, a dos aspectos personales: uno serio y otro jocoso. Por la misma época, mi hija mayor que debía tener 2-3 años, sufrió una intensa enterocolitis que no obedecía a las medidas terapéuticas habituales. En un cultivo de heces se le aisló una cepa de estafilococo que mostraba el mismo fagotipo que el aislado de mis fosas nasales. El tratamiento antibiótico dirigido por el antibiograma permitió resolver el problema. Años más tarde, un Catedrático de Psiquiatría que había trabajo en la Policlínica de nuestra institución y recordando mi tarea de recoger mediante un escobillón estéril su muestra nasal, me espetó con el siguiente comentario: “En mi vida, tú has sido el único capaz de tocarme las narices”.

La prevención de las infecciones estafilocócicas durante los actos quirúrgicos puede tener interés para la población general, pero aún más para el personal sanitario por tener colonizada su mucosa nasal por este germen con mayor frecuencia.

Posted in Arena MIR, Asistencia Médica, Educación Médica, MIR, Sanidad, Universidad | Leave a Comment »