El blog de Ciril Rozman

Archive for 27 enero 2009

Farreras-Rozman “on-line”

Posted by blogderozman en enero 27, 2009

En homenaje a uno de mis maestros prof. Agustín Pedro-Pons a los 100 años de su nacimiento, escribí un amplio artículo especial titulado “Sobre los textos de Medicina Interna: pasado, presente y futuro (Med Clin (Barc) 1998;111:298-301).
Por lo que respecta al pasado, analicé ampliamente la enorme influencia que ejerció sobre generaciones de estudiantes y médicos, e incluso sobre la forma de entender nuestra profesión William Osler, autor del texto: “The principles and practice of Medicine”. En la España anterior a la guerra civil, destacaba el “Tratado de Medicina Interna” dirigido por Teófilo Hernando y Gregorio Marañón, mientras que en la generación siguiente -la de la postguerra- el panorama español estaba dominado por los “grandes tratados”. Eso quisieron ser las “Lecciones de Patología Médica” de Carlos Jiménez Díaz (en realidad una transcripción más o menos elaborada de sus lecciones de clase) y, sobre todo, el “Tratado de Patología y Clínica Médicas” de Agustín Pedro-Pons, una obra estructurada en 6 gruesos volúmenes de índole enciclopedista.
En cuanto al presente, me dediqué a analizar la historia del “Harrison: Textbook of Medicine” y del “Farreras-Rozman: Medicina Interna” que tengo el privilegio de dirigir desde hace 40 años. Ambas obras han podido sobrevivir a los tiempos, gracias no tan sólo a su calidad, sino sobre todo por su extensión. Había pasado la época de los grandes tratados que debido a sus dimensiones excesivas no pudieron resistir el devenir de los tiempos.
El artículo en cuestión generó una carta al director de la Revista “Medicina Clínica”, publicada con el título Farreras-Rozman “on-line” (Med Clin (Barc) 1999;112:44) , cuyos autores fueron José Luis Zambrana García, Gracia Cruz Caparrós, Marcial Delgado Fernández y Felipe Díez García, del Servicio de Medicina Interna. Hospital de Poniente. El Ejido. Almería. Además de mostrarse como firmes defensores de los Textos de Medicina como el nuestro, sugerían la conveniencia de añadir a la edición en papel, la posibilidad de su acceso vía Internet. Aunque han pasado 10 años de mi artículo, hoy podemos celebrar la aparición del Farreras-Rozman “on-line”, en la clara apuesta que con la Editorial Elsevier estamos haciendo por la era digital.

Posted in Asistencia Médica, Educación Médica, MIR | Etiquetado: | 1 Comment »

Un “incunable” sobre la Educación Médica

Posted by blogderozman en enero 20, 2009

hernando

Según el Dicionario de la Lengua Española, la palabra incunable se aplica a toda edición hecha desde la invención de la imprenta hasta principos del siglo XVI. El documento cuya portada puede observar el lector data del año 1934, y constituye probablemente uno de los primeros documentos publicados en España sobre la Educación Médica. Por esta razón puede considerarse en cierto modo, aunque no estrictamente, como un “incunable”.

El autor del fascículo fue el prof. Teófilo Hernando (1881-1976), pionero español de Farmacología Científica y Terapéutica Clínica. Siendo Presidente del Consejo Nacional de Cultura, redactó el texto a instancias del Dr. Burnet, ponente en la Sociedad de las Naciones de un proyecto de reforma de la Enseñanza de la Medicina. El original de este documento me fue facilitado por el prof. Luís Hernando Avendaño, hijo del autor y uno de los fundadores de la Nefrología Hispana, a la vez que un gran experto en docencia médica, a raíz de un Simposio que sobre el tema que tuvo lugar en la Fundación Areces el 26-27 de Febrero de 2007. Por ser enormemente intructivos, reproduzco tal sólo dos párrafos del fascículo:

“Los problemas que en relación con la enseñanza de la Medicina y del ejercicio de la profesión médica tenemos en España son semejantes a los que existen en los demás países, quizás agudizados, los primeros por un positivo retraso, en el que se mantuvo aquélla durante muchos años: deficiencia en la enseñanza clínica, falta de personal docente y de medios para la Enseñanza, exámenes principalmente memoristas que no demuestran nada, enorme cantidad de alumnos, etc.”

Especialidades y especialistas. Los enormes progresos de la técnica, la gran extensión de los conocimientos en cada profesión, han obligado a que existan, constituyendo una necesidad en los momentos actuales, la especialización y el especialista. Los peligros, los inconvenientes, del especialista en Medicina podemos observarlos todos, cuando nos encontramos un enfermo con el síntoma más vulgar. Un paciente tiene mareos; el gastrólogo le asegura proceden del estómago, un cardiólogo de alteraciones de la tensión, un oftalmólogo de anomalías en la óptica de su ojo, un otólogo de lesiones del laberinto, un neurólogo de alteraciones del sistema nervioso, un tisiólogo de pequeñas lesiones pulmonares, etcétera, etc. Probablemente ninguno de estos especialistas está equivocado; el enfermo tiene  pequeñas alteraciones digestivas, su tensión no es la que se da como normal, en el pulmón presenta pequeñas lesiones; finalmente, sus ojos y sus oídos no funcionan dentro de un fisiologismo perfecto, pero el error de todos ellos está en que han aprendido, por los métodos más finos y perfeccionados, a diagnosticar la lesión, pero no a valorar su importancia. Además, olvidan que cada órgano no vive aisladamente, sino formando parte de un todo, cuya unidad tienen obligación de conocer y cuyas relaciones y dependencias deben estudiar en todo momento…..En primer lugar, todos deben convencerse de que es necesario ser médico completo antes de cultivar una especialidad.”

Muchas de estas frases se pueden suscribir hoy. Tras más de tres cuartos de siglo seguimos hablando de una enseñanza puramente cognitiva, de exámenes memorísticos, de las deficiencias en la enseñanza clínica, de la importancia de la troncalidad en las especialidades médicas y otros aspectos parecidos. Es indudadble que queda mucho trabajo por hacer.

 

Posted in Asistencia Médica, Educación Médica, Universidad | Leave a Comment »

Sobre el multilingüismo funcional no beligerante

Posted by blogderozman en enero 13, 2009

Con este artículo estreno en mi espacio electrónico personal una nueva categoría que recibe el calificativo de lenguaje. Aunque en ulteriores artículos correspondientes a este apartado me voy a referir de modo predominante a las cuestiones lingüísticas relacionadas con la Medicina, hoy  realizaré algunas consideraciones generales. Cada lengua tiene dos funciones principales: a) como vehículo de transmisión oral o escrita y b) como seña de identidad cultural o personal. Cuando un idioma alcanza un amplio uso fuera de su población nativa, recibe el calificativo de “lingua franca” o vehicular, en oposición a las lenguas vernáculas que son empleadas únicamente por los nativos. Entre más de 5000 idiomas que hay actualmente en el mundo, la mitad están en peligro de desaparición. La humanidad debe realizar grandes esfuerzos por conservar este tesoro, producto de su diversidad. En la sociedad actual que se caracteriza por ser cada vez más multicultural y multiétnica, soy un entusiasta defensor del llamado multilingüismo funcional no beligerante. Es decir, que con gran respeto por todas las lenguas, sin que nadie las convierta en estandarte de sus ideas políticas, puedan emplearse libremente en cualquier foro, garantía de supervivencia para las más amenazadas. A lo largo de mi vida he tenido la condición oficial de yugoeslavo, esloveno, apátrida y español. Por ello no es extraño que en una reciente entrevista se me plantease la siguiente cuestión: “¿Se considera Vd. esloveno, catalán o español?” Y yo respondí: “A pesar de que la vida me ha desarraigado un tanto del lugar de mi origen, nunca olvidaré mi condición de esloveno. A España le estoy enormemente agradecido por haberme acogido como inmigrante, primero, y permitido desarrollarme como universitario después. Por otro lado, dada la analogía entre Eslovenia y Cataluña, señalada con frecuencia por el ex President Jordi Pujol, me ha sido fácil identificarme con el pueblo catalán. Con todo, desde el profundo respeto por los sentimientos patrióticos, mi compleja biografía me ha acercado más a la condición de ciudadano de Europa y del mundo”. El antiguo Consejero de Universidades de Cataluña, Dr. Andreu Mas-Colell defendía para el ámbito universitario de esta autonomía el empleo de un fluido trilingüismo: catalán, castellano e inglés. De acuerdo con esta idea, para juzgar una tesis doctoral tuve la oportunidad hace un par de años de presidir en mi Universidad por primera vez un tribunal trilingüe, pues entre sus miembros había un investigador estadounidense, otro de Salamanca, y los restantes de Barcelona. El acto discurrió con gran naturalidad. Querámoslo o no, el inglés -que todos hablamos más o menos bien, o más o menos mal- se ha convertido en la “lingua franca”, vehículo de comunicación universal. Ello constituye una indudable ventaja para los anglohablantes nativos, pues durante una discusión no rara vez consiguen imponer su criterio gracias a una mayor fluidez lingüística, más que a las razones de fondo. A mi juicio, fue una pena que no hubiera tenido éxito el esperanto, el cual habría podido constituir la “lingua franca” más neutral, sin ventajas para nadie. Y por otro lado, me alegro de que por mi edad ya no podrá amenazarme como posible lengua de comunicación universal el chino.

Posted in Lenguaje | 5 Comments »

“CONSULTE A SU FARMACÉUTICO”

Posted by blogderozman en enero 6, 2009

 

Este consejo aparece diariamente en las distintas cadenas de televisión. No es de extrañar que más de un profesional de la Medicina se haya sobresaltado al leerlo, reclamando para sí mismo cualquier consulta que sus pacientes puedan realizar respecto a la salud, la enfermedad y su tratamiento. Y tras el sobresalto inicial, su reflexión sigue: “Si encima las enfermeras van a realizar las prescripciones terapéuticas, pronto me voy a quedar sin funciones”.
Confieso que la frase “Consulte a su farmacéutico” me chocó la primera vez que la oí hace años. No obstante, me alegra reconocer que las oficinas de farmacia realizan un gran papel en la atención de los ciudadanos y que complementan de forma eficaz el sistema sanitario haciéndolo más sostenible. Al ir a comprar algún medicamento, me doy cuenta de que los clientes realizan no rara vez consultas médicas sencillas, sobre molestias de menor entidad. Y tengo ocasión de comprobar como los empleados de la farmacia que frecuento, suelen dar un consejo eficaz y prudente. Si aquel enfermo tuviese que solicitar la hora de visita a su médico, conseguir el turno, ser reconocido, recibir la consiguiente prescripción y volver a la oficina de farmacia, el circuito quedaría notablemente sobrecargado. Desde hace años reconozco periódicamente a una farmacéutica que es consciente de esta importante labor complementaria. Y así, cada día que se dirige a su oficina, suele decir con gran sentido de humor: “Voy a abrir mi dispensario”.
En un caso concreto de atención sanitaria, la medición de la presión arterial, los resultados que se obtienen en las oficinas de farmacia son menores a las registradas en las consultas del médico, al no intervenir el bien conocido “efecto de la bata blanca”.  Parece, pues, que las cifras obtenidas en la farmacia se corresponden mejor con las reales, con todas las consecuencias que de ello se puedan derivar. Confirmando estudios previos, este hallazgo ha sido comprobado de nuevo con el estudio ZANyCONTROL, publicado recientemente por Abellán Alemán y cols. (Rev Clin Esp 2008;208:483-489).
En resumen, siempre que actúen de manera prudente, las oficinas de farmacia constituyen un eficaz complemento del sistema sanitario, contribuyendo a su amenazada sostenibilidad.

Posted in Asistencia Médica, Sanidad | 11 Comments »